Elqui sin Mineras

Image Alternative text

Elqui sin Mineras



Coodinadora, #ELQUISINMINERAS

15/04/2019

La campaña #ELQUISINMINERAS surgió en Octubre del 2018 como movimiento Socio-Ambiental, un despertar social que surge espontáneamente entre los habitantes de la Comuna de Paihuano, al que se han sumando otras comunas de la Región de Coquimbo y el país, como Río Hurtado y Vicuña, ante la inminente amenaza que genera la presencia de empresas mineras en nuestra Cordillera de Los Andes.

Como ya es sabido, la minería conlleva indiscutibles y nefastas consecuencias medioambientales que producen las faenas en todas sus etapas. En el caso de esta zona privilegiada, de estatus especial como Santuario de la Naturaleza, su ubicación estratégica respecto de las nacientes de los ríos Cochiguaz, Estero Derecho o Río Claro y en los glaciares rocosos que alimentan estos ríos. Por ello, para quienes habitamos en estos sectores de Chile, es una urgencia vital proteger y preservar la vida que habita en este valle fértil: sus aguas, tierra, aire, su flora y fauna, su gente.

 ELQUI SIN MINERAS es un movimiento titánico que comienzó en reacción al pedimento de la Minera Pan Pacific Copper Exploración Chile Ltda., que es solo una de las varias empresas del rubro interesadas en explotar los recursos naturales de la zona, y las respectivas gestiones de pedimentos mineros en nuestra zona cordillerana ya han sido cursadas o están en proceso de formalizarse. Así es como el 26 de junio 2018, la mencionada minera japonesa-chilena informó mediante una carta dirigida a la Comunidad Estero Derecho, su interés por ingresar a través de un sector del Santuario, a los puntos en los que tienen derechos mineros preferentes en la cordillera que une Alcohuaz y Cochiguaz, justo en el tramo donde nacen los ríos que abastecen a toda la comuna de Paihuano, y que son afluentes principales del Río Elqui, que a su vez provee de agua a la conurbación La Serena-Coquimbo. Para todos los habitantes, vecinos y turistas del Valle de Elqui, un hecho de esta naturaleza constituye una amenaza real, directa y plenamente vigente sobre un territorio que fue declarado Santuario de la Naturaleza en el año 2015, y reconocido por la comunidad como un importante sitio de interés científico a nivel mundial. Ante este desolador panorama, la comunidad del Valle de Elqui en su totalidad: comuneros agrícolas, comunidades indígenas, juntas de vecinos, ONG’s, agrupaciones sociales, educativas, culturales, ambientales y autoridades comunales, empresarios y amigos, levanta una sola, firme y definitiva voz para impedir que esta Zona de Interés Turístico (ZOIT) se convierta en una nueva Zona de Sacrificio en nuestro país y declara su decisión de luchar por el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y un #ELQUISINMINERAS.